Nuestra historia:

La Unión Cooperativas de UCA Miraflor ha significado desde su fundación la creación de capital humano, como también la conservación y aprovechamiento de los recursos naturales. Con más de 395 socios y socias, las 12 cooperativas se dedican a la producción agropecuaria, comercialización de productos, tales como: Café, hongo beauveria bassiana (MiraBiol) y servicios ecoturísticos.

Las 12 cooperativas de UCA Miraflor se dedican a la defensa y protección del medio ambiente, realizando esfuerzos para mantener y desarrollar las estructuras organizativas de las cooperativas con auto-determinación, de manera democrática y sostenible.

Las primeras cooperativas de base en Miraflor se constituyeron en el contexto del primer Gobierno Sandinista, a partir del 19 de Julio 1979. La lucha heroica guerrillera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en estrecha colaboración con el pueblo nicaragüense logró poner fin a la dictadura de los Somoza, la cual por más de 50 años, explotaba al país a su voluntad. Los severos ataques y emboscadas de la Contra durante el período revolucionario cobraron vidas, no sólo de militares y campesinos en armas, sino también de niñas, niños, mujeres, hombres, personas de la tercera edad. Por esta razón varias de las cooperativas llevan hasta hoy, en su nombre, el lema de “Héroes y Mártires”, como también se nombraría la Unión de Cooperativas que en el año 1990 fue fundada.

Uno de los logros más representativos de UCA MIRAFLOR, radican en el capital humano desarrollado: jóvenes formados académicamente, mujeres tomadas en cuenta en actividades laborales, más conciencia ambiental en toda la población y relaciones de género en plena transformación. Lo último se plasma también en 4 cooperativas exclusivamente de mujeres, que se fundaron durante este tiempo.

El inicio de la Actividad EcoTurística ha permitido un nuevo salto en el desarrollo de la zona, no solamente permite cosechar los frutos de la protección ambiental, sino también, reconocer el trabajo de la mujer, quienes cuentan con alojamientos ecoturísticos, donde acogen a los clientes que les visitan y están interesados en compartir tiempo de calidad con la familia.

Además la juventud tiene otras fuentes de ingreso trabajando como guías de turistas, cuyo desempeño les ha permitido aprender Inglés, como también a relacionarse con otras personas e intercambiar experiencias culturales entre habitantes - visitantes (en esto se incluyen jóvenes, hombres y mujeres).